domingo, 12 de febrero de 2012

Verdades y Realidades de algunas palabras que utilizamos usualmente

Very Ineresting!
La Verdad son los Hechos.
La Realidad es una Monarquización de la Verdad. Al monarquizarla le damos entidad, supuestamente acreditando los hechos.
Mientras IMPERAR sea estar por sobre todo, reconocemos la consistencia de los imperios. Mientras la REALIDAD sea nuestra VERDAD, exaltamos la monarquía. Mientras haya cosas Principales por sobre las importantes, adherimos al principado como súbditos. Estamos demasiado lejos de ser lo que suponemos... Y lo que suponemos, está demasiado lejos de ser...

A los humanos nos encantan las Reinas, los Reyes, las Princesas y los Príncipes. Los príncipes generalmente son tilingos. Nos enamoran las historias reales, los palacios suntuosos y las arrogancias. Festejamos cantidades de arrogancias a diario, visiblemente. Soñamos con historias de amor palaciego estilo Disney. Mi reina le decimos a nuestro amor. Reina de la Vida le decimos a la Virgen. REAL nos parece la existencia cuando se vuelve tangible, no SOLIDARIA, POPULAR O INCLUSIVA. Esas otras palabras no representan lo mismo. Lo REAL tiene una connotación, una impronta ineludible, es ¨LO MÁS¨ para nosotros. Semejante a la tilinga seriedad que nos otorga la palabra ¨interesante¨ para calificar lo asombroso, constantemente.
En las palabras que usamos está grabado, litografiado nuestro inevitable retorno al feudalismo.

Bastón de mando de la Reina Isabel de Inglaterra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada