domingo, 12 de febrero de 2012

750 años de distancia

Hay discusiones de los historiadores respecto al nacimiento de Inglaterra, pero la gran mayoría lo atribuye a la Batalla de Hastings en 1066 donde a través de la invasión Normanda sobre las islas se consigue la consolidación de Inglaterra.

Mas allá de las discusiones revisionistas, entre la Batalla de Hastings y la Declaración de la Independencia ¨Argentina¨ hay 750 años. Podemos sumarlos entendiendo todo lo que podemos compartir y progresar y ayudar a progresar al mundo si nos complementamos... , o restarlos y darnos cuenta de nuestro atraso bélico respectivo y de la tontera de ofender a un poderoso antes de entender quién es, y cómo llego a serlo.

Puse Argentina entre comillas porque la Independencia Argentina no habla de este país, sino de las Provincias Unidas de Sud América, las que finalmente resultaron unidas en lo que hoy llamamos República Argentina
Acá corroboramos lo citado en el texto del Acta de la Declaración de Independencia del 9 de julio de 1916:
"Nos los representantes de las Provincias Unidas en Sud América, reunidos en congreso general, invocando al Eterno que preside el universo, en nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, protestando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando séptimo, sus sucesores y metrópoli. Quedan en consecuencia de hecho y de derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas y cada una de ellas así lo publican, declaran y ratifican comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad bajo el seguro y garantía de sus vidas haberes y fama. Comuníquese a quienes corresponda para su publicación. Y en obsequio del respeto que se debe a las naciones, detállense en un manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración." Dada en la sala de sesiones, firmada de nuestra mano, sellada con el sello del Congreso y refrendada por nuestros diputados secretarios.




Hemos de admitir que en la actualidad y desde hace tiempo del Commonwealth o British Empire domina al mundo desde su privilegiada posición de padres de Estados Unidos de Norteamérica, nos guste o no, nos canse o lo veamos decaer, país que seguirá por el momento siendo el más poderoso del mundo, principalmente en capacidad bélica instalada en el planeta respecto al resto. Y tendremos que aceptar que hemos asumido infinidad de términos y posicionamiento ingleses en nuestros actuales estilos de vida, ya que sin duda, todo lo que hacen y han hecho, es el material más superdifundido del planeta, desde su vestimenta, sus estilos de música, su tecnología y sus costumbres. ¿Acaso no admiramos Hollywood y ya estamos casi que instalamos la fiesta de Halloween?
¿Acaso no cantamos y tocamos Rock nacional que es un apéndice del Rock, la música de origen Anglo Norteamericana?
Hacemos surfing, skiing, parapenting, rafting, si se pone fláxida nuestra carne nos hacemos un lifiting y cuando vamos de compras, salimos de shopping.
Negarlo, sería imbécil.
Pertenecemos a un Imperio Global, nos guste o no. Ha resultado inverbe y estúpido ver a nuestros gobernantes militares arremangarse ante el Imperio Inglés y abofetearlo como si no tuviese brazos por unas islitas en el Atlántico Sur que pasaron por diversas manos, y que ciertamente tienen gran proximidad con nuestro país. Nos la dieron feo.
Ahora, apoyados en la ¨diplomacia¨ seguimos insistiendo sin darnos cuenta que fuera por vía bélica, como por la diplomática, desde su perspectiva inglesa, el Imperio Británico siente que le han tocado el culo y que ahora se lo pretenden tocar por segunda vez.
Será bueno preguntarse qué reacción tendría cualquiera de nosotros si eso nos ocurriese, para colmo viniendo de un insolente jóven. Insolencia generada por un país, -colocándonos desde la estructura y perspectiva imperial-, estrecho de entendimiento, limitado y adolescente?
Por más que todas las leyes anti imperialistas nos amparen, ellos cuentan con el derecho a veto en Naciones Unidas, por lo que están, elegantemente sobre nosotros, y dudo que eso pueda ser modificado ni siquiera por la petición de todos los restantes países del mundo.

Entonces, dadas las cosas como están y señaladas las realidades, no sería conveniente abandonar esta actitud rígida de seguir reclamando aunque con toda la ley a favor y ponernos a ver de qué modo podemos encontrar caminos de encuentro para un desarrollo integral y renovador, en plena complementariedad?

Por las islas ¨Chance of Peace¨ que sean una verdadera chance de integración.
Lamentablemente las severas posiciones argentinas al respecto, están respaldadas por muchos países de sudamérica, quienes verían como ofensa que Argentina acordara con Inglaterra sin insistir en soberanías relativas, ya que, convengamos en todo esto, que los países del mundo son entidades absolutamente arbitrarias, ajenas a las verdades de los imperios de flujo.
Que otro mundo muy diferente sería este si las grandes Cuencas Hidrográficas fueran los países, no este reticulado telegráfico que separa nuestras ansias y hambres.


Es una verdadera pena ver cómo nuestro país se empeña con escasa cretaividad en denunciar y disuctir un aspecto casi espiritual como lo es la Soberanía de un Espacio Geográfico en lugar al menos observar la posibilidad de encontrar puntos de encuentro, no políticos, alejarse completamente de ello y tratar de ligar todo lo religable. Arte, Ciencia, Tecnología, Capacidad de Gestión, Capacidad de Entendimiento y de Protección frente a Catástrofes Globales que puedan cenrnirse.
Francamente ante lo que se cierne consecuencia del desmadre climático que aumenta, es hora de que abandonemos el afán por sobrealimentar abogados y fabricantes de armas.

¿Porqué reultamos incapaces de imitar la Complementariedad que nos ofrece como enseñanza nuestra América Nativa en lugar de Confrontar? Nos llenamos la boca de americanismo pero somos incapaces de entender sus raíces profundas.

¿Es tan imposible o absurdo bajarse de la Importancia Personal o Nacional para atender a la posibilidad de Encuentro, de Verdadero, Genuíno y Sano Encuentro?
Utopía. ¿Aceptarían semejante actitud aquellos paises que nos acompañan contra imperialismo la idea de poder acordar con el imperio, cuando todos lo hacemos de un modo u otro con el comercio, la minería, las comunicaciones y todo lo que intercambiamos sanamente?
Pretender que el Imperio más poderoso de la tierra, aún prevaleciente nos haga caso en un reclamo impertinente en lugar de acercarnos a ellos en el encanto que nos producen sus avances, su historia, sus logros, incluyendo sus conquistas, que en su momento fueron formadoras de excelentes pueblos como lo son el de Estados Unidos, el de Canadá, de Nueva Zelandia, de Australia y de tantos confines que fueron bendecidos en la unión que alcanzaron.
Ruego al cielo que seamos capaces de abandonar la necedad y que aprendamos a tratar a los ancianos como lo que son, con Respeto, y que dejemos de confrontar con sabios en la confrontación, pero aún niños como nosotros, en la complementariedad solidaria.
Encuentro. Desencuentro NO. Encuentro por Favor!
Basta de Gringos go Home sino Importancias Nacionales Adolescentes go home to Study, Work, Understand and Grow, so we can be able of becoming Desirable and Friendly Complements!


Por las Islas ¨Chance of Peace¨

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada